5 reflexiones a corto plazo para los que trabajamos en robótica e inteligencia artificial

Jaume SuésArtículos

Estos días hemos consolidado unas fructíferas reflexiones para consensuar nuestro plan trianual 2020 – 2022. Vemos con satisfacción muy buenas perspectivas en nuestro sector, con ciertos riesgos a mitigar.

A continuación, desde ARIA Bots (www.ariabots.com), os compartimos nuestras 5 reflexiones a corto plazo (1 a 3 años), que prevemos con base a nuestra experiencia y buenas conversaciones con líderes de opinión, para los que trabajamos en robótica e inteligencia artificial.

Nuestro sector seguirá secuestrado por los tecnólogos

Nos sorprende mucho, y se nos hace anti-intuitivo, que mientras las nuevas tecnologías digitales ofrece más y más soluciones de negocio, la comunicación en nuestro sector discurre en términos técnicos.

Por ejemplo, aún cuando los especialistas en alta dirección coinciden en que el perfil más demandado a futuro será el CIO o CTO con orientación de negocio, hoy estos profesionales son una rara avis. Prevemos que seguirá siendo así en el corto plazo.

Por contra, la empresa que quiera sobrevivir en nuestro sector deberá ser capaz de entender, debatir y resolver necesidades en términos de negocio, y disponer de la mejor combinación de alianzas tecnológicas, para habilitar cada caso sin que el usuario final deba preocuparse demasiado del fondo técnico.

Seguirá habiendo más ruido que nueces

Nuestro sector sufre de un exceso de promesas.

Y, sintomáticamente, según Horses for Sources (la firma de investigación especialista en nuestra industria), pocas compañías están satisfechas con los resultados de sus inversiones en transformación digital.

Para no quedar engullido en este ruido, hay que mantener una visión crítica para discernir qué es realidad enterprise-grade, con casos de uso exitosos, contraria a la exaltación de tecnologías en fase experimental que requieren de madurez para ser considerado.

Nuestra expectativa de corto plazo en los 4 ejes de desarrollo tecnológico en que dividimos las soluciones de “inteligencia artificial” son:

  • Reconocimiento de imágenes (OCR). Espectacular desarrollo en los últimos 12 meses de soluciones de aplicación práctica y muy buenas perspectivas para perfeccionar la autenticación de usuarios (ex. reconocimiento facial y conductual).
  • Inteligencia conversacional (Chatbols y NLP). La digitalización de conversaciones en español seguirá rezagada un par de años respecto las grandes soluciones globales en inglés. Siguiendo el principio de Pareto, la solución seguirá siendo económicamente viable principalmente para automatizar transacciones cortas y repetitivas.
  • Modelos de predicción y decisión (Machine Learning). El cuello de botella de la adopción de esta tecnología no serán los algoritmos en sí (disponibles desde la década de los 90) si no la disponibilidad en las empresas de sets de datos estructurados de suficiente tamaño y calidad.
  • Analítica de procesos. Herramientas que identifican patrones repetitivos en las empresas, y pre-programan robots que asisten a los empleados de forma automática. No lo vemos funcional (de forma autónoma) en el mediano plazo.

Consolidación de las tecnologías base

El desarrollo de capacidades de “inteligencia artificial” es muy intensivo en capital.

Además, los principales especialistas de nuestro sector están dominadas por empresas de perfil financiero y/o participadas por grandes fondos de inversión. De hecho, sus estratégicas comerciales y de producto están generalmente sesgadas a aumentar su valoración financiera.

Prevemos una consolidación continuada de las mismas, vía adquisición.

Para empresas de tamaño medio como la nuestra, será imposible competir de tu a tu con estos gigantes. Por contra, podemos aprovechar la proximidad y relación que tenemos con nuestros clientes para customizarles y ayudarles a elegir, de forma agnóstica, qué solución global genérica le conviene en cada caso.

Nuevos modelos destaparán la demanda latente de las PYMEs

Actualmente, sólo las grandes empresas cuentan con las economías de escala suficiente para justificar económicamente las inversiones que suponen las nuevas soluciones digitales.

Sin embargo, a medida que nuestro sector acumule bibliotecas con casos de uso, surgirán nuevos modelos de negocio más arriesgados (ej. “RPA as a Service”) que reducirán las barreras iniciales a la adopción tecnológica para el sector de la pequeña y mediana empresa.

Estos nuevos modelos, además, acabaran dando estabilidad a toda la cadena de valor.

El mayor activo será la capacidad de entrega demostrada

Hoy vivimos en un sector con exceso de demanda.

Hoy no hay tantos profesionales con experiencia contrastada en Hispanoamérica. La guerra por el talento especialista en México me recuerda la de España en 2011 (que estaba sumida en una crisis económica con un 57% de paro juvenil, pero donde los diseñadores de App estaban buscadísimos).

Deberemos retener a nuestros Millenial motivándolos con formación continua, excelente espíritu de equipo, cero burocracia, expectativas de crecimiento exponencial, reconocimiento del impacto que generan e involucrándolos en el I+D continuo que les permita mantenerse a la última. Será nuestro principal activo.